jueves, 21 de enero de 2010

Andrea.


Andrea tiene solo 15 años y desprende sexualidad por todos lados. Su mirada fresca y su sonrisa de niña contrastan con la mujer fatal que lleva dentro. Pero no de las de saldo y esquina, no, mujer fatal de la que te enamorarías y nunca dejarías. De la que te da el corazón un vuelco. A la que le seguirías comprando flores a pesar de los años. Y con la que brindarías en todas las fiestas de guardar. Alguien de quien te sentirías orgulloso y guardarías como quien guarda pétalos de rosa. Ya sabes, una marca en la piel. Un tatuaje indeleble y invisible. Que ella estuvo aquí y se fue (o no). La veo pasar por la calle y sonrío. Ella no se va a equivocar como hice yo.

40 comentarios:

  1. (Quien sabe lo que pasará mañana, pero me alivia ver que hay tanta gente que vale la pena . . . )

    ResponderEliminar
  2. Todas sois fatales. Aunque no siempre para todos (menos mal).

    ResponderEliminar
  3. Carai! por que te ibas a haberte equivocado?
    a veces nos miramos en espejos cóncavos o convexos, sonríe cuando veas pasar a Andrea y mírate en ella, en algo positivo..
    Mírate, es algo que yo no hago, mírate en el espejo correcto*/
    beats.

    ResponderEliminar
  4. pero en realidad algún día aprenderemos de andrea, o por lo menos quiero pensar en eso.

    ResponderEliminar
  5. Tú también puedes ser esa Andrea.

    ResponderEliminar
  6. Que bonito, que cierto, la has dibujado como nadie hubiese podido hacerlo...
    Besazooos!!!!

    ResponderEliminar
  7. Nos sorprendería saber todas las personas que valen la pena :)

    ResponderEliminar
  8. Persona fuerte y auténtica Andrea, gente que pisa fuerte en la vida

    ResponderEliminar
  9. Revolutionary Road es de las mejores películas que he visto nunca..
    ¡Un beso grande! <3

    ResponderEliminar
  10. Andrea es un poco tú, o poco yo, un poco todos.

    ResponderEliminar
  11. Cualquier persona puede ser como Andrea... me gusta la entrada! un saludo.

    ResponderEliminar
  12. ella sabra que camino debe tomar..

    ResponderEliminar
  13. equivocarse es de sabios.
    reincidir de estúpidos.


    y a mi no me gustan las flores.
    no sé porque se regalan tantas.
    aunque bueno, igual si me traen un ramo, no estaría de más.
    ;)

    ResponderEliminar
  14. Hay pocas Andreas. Por eso hay que cuidarlas... ;)

    ResponderEliminar
  15. No me cansaré de darte las gracias...

    ResponderEliminar
  16. Los quince.Uf,edad dificil.
    Se equivocará como otros tantos, ya verás, pero son esos errores los que nos hace ser lo que somos después. Se madura a golpes,es así.
    Un besito fuerte!

    ResponderEliminar
  17. una mujer de verdad, con mucho que recorrer.
    Me encanta la descripcion
    un beso!

    ResponderEliminar
  18. Las Andreas también tienen derecho a equivocarse, solo que son tan fuertes por fuera que... no se las nota. Yo quiero una Andrea!

    ResponderEliminar
  19. Tu también lo vales...(La pena, digo)

    Besicos fatales

    ResponderEliminar
  20. Andrea tiene una combinacion para ser mujer fatal: sonrisa tierna y mirada fresca.
    Todos los fallos tienen solucion ;)

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  21. Despertar tantas pasiones con sólo verla pasar demuestra que es exquisitamente particular.
    He dado una vueltecita por tu espacio y simplemente me ha calado. Volveré.
    Saludos desde las Islas Canarias.

    ResponderEliminar
  22. Si a los 18 sigue emanando esa sensual esencia y sigue sacandote la sonrisa....entonces será una autennntica andrea.
    Con la inocencia traviesa de los 15 es más fácil.

    Por cierto, petite, no creo en las decisiones acertadas o equivocadas, creo en las personas capaces de decidir. ^^

    Un maullido sexy petite mariona !!! :)

    ResponderEliminar
  23. que 15 años más completos!

    pero es bonito lo que cuentas de Andrea.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  24. Conozco a Andrea... le conocí hace años, preservo su recuerdo intacto, podría dibujarla...

    xlente actualizacion!
    ;o)

    ResponderEliminar
  25. Dan ganas de conocer a la pequeña Andrea, aunque no creo en las mujeres fatales. Un beso, llegué tarde a tu entrada sobre la distancia pero he de decir que me identifique bastante...

    ResponderEliminar
  26. Petite, si no te equivocaras jamás sabrías cuales fueron/son/serán tus aciertos, ¿no crees?

    Un saludo desde mi sucio pasillo

    ResponderEliminar
  27. Me encantaría ser como Andrea... ese tipo de mujer fatal es la que más envidia me despierta :)

    ResponderEliminar
  28. Muchos rumbos, muchos valores, a veces el conocimiento es el que manda y nuestros posos nos hacen ver con menos valores que el resto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Todas somos mujeres fatales por dentro :)
    ¡Un beso grande! <33

    ResponderEliminar
  30. ( puede que sí, pero equivocarse da miedo..)

    ResponderEliminar
  31. Todo el munda se equivoca, y de los errores se aprende!

    ResponderEliminar
  32. todos somos un poco Andrea, llevamos un pedazo de esa fatalidad dentro.
    FOTAZA! (:

    ResponderEliminar
  33. Andrea es genial, pero estoy segura de que tú también :)

    ResponderEliminar
  34. evidentemente, nadie como ella... :)

    ResponderEliminar

¡ vomítame en los oídos !